Es una receta italiana, muy versátil. Se puede cortar en trocitos y comer como pan; agregar verduras y consumir como tarta o incluso como base para una pizza.

En vez de garbanzos también se puede hacer con arvejas u otras legumbres y queda muy rica.

 

Ingredientes:

- 200 g de garbanzos secos (o harina de garbanzos)

- 1 cdita de sal rosa

- C/n agua

 - C/n aceite de oliva

- Especias a gusto.

 

Procedimiento:

1. Remojar los garbanzos por al menos 12 hs. (si usas la harina, comenzas en el paso nº2 )

2. Escurrir, licuar con sal, especias a gusto y agua hasta cubrir. Tiene que quedar una masa semiliquida.

3. Colocar en una asadera aceitada con oliva y cocinar a horno fuerte y precalentado por 15-20 minutos o hasta que la masa esté bien cocida.

 Y a disfrutar!